Letras y Fotografía # 62 Alfred Stieglitz

ALFRED STIEGLITZ

Por Gorka López de Sosoaga
Alumno del Curso Avanzado de Fotografía Blackkamera

Alfred Stieglitz

Biografía

Nacido en 1864, Stieglitz era natural de Hoboken, Nueva Jersey

Hijo de inmigrantes alemanes de origen judío, Stieglitz pasa su infancia en Nueva York, donde sus padres poseen una casa. En 1882, su padre decide vender la próspera empresa de confección que había creado y establecerse con su familia en Europa. Stieglitz sigue estudios de Ingeniera mecánica en una prestigiosa escuela técnica de Berlín, los cuales abandona cuando descubre la fotografía en 1883, apasionándose por este arte.

Se dice que su primer coqueteo con la fotografía llegó cuando tenía diez u once años gracias al retratista de su localidad, al que observaba en su laboratorio.

Pero, posiblemente, también influyó mucho en él Hermann Wilhelm Vogel, un destacado científico que le dio clases de química durante su formación en Ingeniería y que, como él, estaba muy interesado en la fotografía y la química del proceso de revelado.

En aquel laboratorio, el joven estudiante encontró una actividad que le cautivó por completo, hasta el punto de hacerle olvidar sus estudios. Tuvo ocasión de hacer experimentos con la cámara, y de desarrollar un aprendizaje técnico sistemático con lentes, placas y papeles de impresión. Stieglitz se planteó problemas como el de fotografiar una pieza de terciopelo negro contra una estatua de yeso, tratando de registrar sus diferentes cualidades. Y realizó una exposición durante veinticuatro horas en el interior de una bodega, para descubrir que podía hacer fotografía siempre que hubiera algo de luz, por poca que fuera.

Él mismo contaba una anécdota significativa referida a aquellos años, en que iba descubriendo por su cuenta el nuevo medio. El fervor y la apasionada intensidad con que experimentaba utilizando aquel proceso aún por desarrollar, no tardaron en llamar la atención de sus compañeros. Los estudiantes empezaron a hacerle preguntas y más tarde lo hizo también su instructor. Después muchos pintores se interesaron por lo que hacía, algunos de ellos famosos, que le dijeron: «Por supuesto, esto no es arte, pero sí que nos gustaría pintar como tú fotografías». A lo cual Stieglitz replicó: «No sé nada de arte; pero, por lo que sea, nunca he pretendido fotografiar como ustedes pintan».

En esto radica la clave, el leitmotiv esencial de la obra de Stieglitz. Ya desde el principio, él aceptó la máquina, en la que encontraba algo que casi formaba parte de sí mismo, y se enamoró de ella.

De entre todos los grandes fotógrafos, Stieglitz es uno de los más prolíficos. Pero su energía y su enorme perspicacia le condujeron, además, a abordar algunos de los problemas esenciales que los artistas americanos se veían forzados a encarar en aquel tiempo. Las actividades culturales a las que Stieglitz se entregó con la apasionada intensidad que le caracterizaba, contribuyeron decisivamente a la solución de esos problemas, sin que, no obstante, su propio arte dejase de crecer en alcance y de hacerse cada vez más hondo.

Personalidad

Alfred Stieglitz era perfeccionista, culto y, en cierto modo, abnegado, pero también egoísta y controlador

Aquí hablaremos de él sobre todo como artista, pero su personalidad es la de un intelectual completo: editor, galerista, teórico y crítico.

Páginas 1 2 3 4 5 6 7

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>