Letras y Fotografía # 62 Alfred Stieglitz

Pictorialismo

Stieglitz y el pictorialismo

Stieglitz se adhiere entonces al movimiento pictorialista, surgido en Inglaterra en los años ochenta, que proclama el carácter artístico de la fotografía.

En el seno de dicho movimiento, se distinguen dos corrientes principales. La primera defiende una fotografía que imita la pintura y el grabado por medio de manipulaciones de la imagen o por la elección de temas imaginarios o mitológicos. La segunda preconiza una versión naturalista de la fotografía.

Es en esta última donde se inscribe Stieglitz. Sus temas están anclados en la realidad, pues considera que el carácter artístico radica en la mirada que el operador dirige sobre el mundo.

En Europa Stieglitz publica algunos artículos, participa en concursos, expone y recibe numerosos premios. De vuelta en Nueva York en 1890, es una figura imprescindible de los círculos pictorialistas, y la experiencia que ha adquirido le permite convertirse rápidamente en una de las personalidades más destacadas de la vida cultural neoyorquina.

Retorno a EEUU

Nueva York

El camino que, desde 1890 y de regreso ya de Alemania, el joven Stieglitz iba a emprender, reveló enseguida sus enormes dificultades.
Años más tarde, Stieglitz recordaría ese periodo de su vida como uno de los más solitarios en su biografía. Porque apenas existía por entonces en América interés por la fotografía, que no fuera el lucrativo de los estudios comerciales.

En un sentido más amplio, además, la cultura americana había quedado sepultada bajo el asombroso desarrollo de la industria. Withman, Thoreau, Emerson y Melville se habían ido; pintores como Ryder y Eakins vivían en el anonimato. América comenzaba a ser un país sólo para hacer negocios, y Nueva York era su corazón.

Pero no obstante sentirse tan aislado, Stieglitz no rechazó el mundo unidimensional en el que le había tocado vivir, ni trató de huir de él, al contrario: tuvo el coraje de empezar a explorarlo, tratando de encontrar la humanidad que subyacía en él, y de descubrir los medios para que otras voces, distintas de las del mercado, llegaran a hacerse oír.

Con objeto de tener mayor movilidad, Stieglitz adquirió una de las entonces novedosas cámaras Graflex de mano de 4 por 5 pulgadas. Gracias a ella, se convirtió en uno de los primeros fotógrafos en utilizar creativamente las «instantáneas». Con ello introducía un nuevo elemento en su trabajo: la composición de un momento concreto y preciso, en que hombres y objetos están en movimiento. Esto fue ni más ni menos que el comienzo de lo que luego ha sido llamado el «movimiento documentalista», en el cual todo el proceso del acto de observación visual de los fotógrafos se condensa y acelera.

En 1896, participa en la fundación del Camera Club de Nueva York antes de asumir el año siguiente la dirección de Camera Notes, la revista del club.

1889 - _Rayos de sol-Paula_ 1892 - _Winter Fifth Avenue_ 58.577.11 1896 - _Watching for the Return_1897 - _Venetian Canal_ 1902 - _The City of Ambition_ 1903 - _The Hand of Man_

Páginas 1 2 3 4 5 6 7

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>