Letras y fotografía # 11 – Alberto García-Alix

ALBERTO GARCÍA-ALIX

Por Gotzon Galarza
Alumno del Curso Avanzado de Fotografía de Blackkamera

Hay muchas razones por las que podría elegir a Alberto García-Alix para completar mi aportación a Hitzak eta Argazkiak.

Este leonés, además de haber sido Premio Nacional de fotografía, es un referente internacional que ha expuesto en salas, galerías y museos de diferentes continentes. Sin embargo, por encima de todo eso, la razón por la que escribo sobre Alberto es él mismo, la persona.

07530f08-14ac-5d48-baf1-f46d4ca9926e

Alberto García-Alix. Autorretrato 2010 © Alberto García-Alix. 

Esa es la razón por la que dedico este escrito a García-Alix, por la persona que en una sala de Bilbao se quedó con el público, con su voz ronca testigo de muchas noches sin dormir, con su estilo de chupa de cuero, aunque lo que llevaba ese día era una chupa vaquera, también muy a su estilo. En una sala repleta de aficionados y profesionales de la fotografía, nos dio algunas lecciones de lo que significa ser fotógrafo, no sólo como profesión, sino como forma de vida.

bcb51897-1c04-b642-9980-7fc747165242

Alberto García-Alix. Autorretrato. Mi lado femenino, 2002 © Alberto García-Alix

Ya hemos oído muchas veces que la fotografía dice tanto o más del fotógrafo que del motivo fotografiado, pero esto en el caso de García-Alix va un paso más allá. Son sus imágenes las que le ayudan a encontrarse, a conocerse, por eso el motivo que fotografía le tiene que emocionar, le tiene que provocar. Así nos explicaba su relación íntima con la fotografía, que ya dura más de cuatro décadas.

Cuando empezaba, le noqueó una exposición de August Sander, como él dice, no por el poder de la imagen, si no por la poesía de la imagen. Desde entonces, mirar se convierte en algo apasionante para él. Aunque le dicen que se dedique a otra cosa, porque no valía para esto de la fotografía, él persevera. Mira su vida, y registra lo que mira, dando como resultado imágenes densas, intensas, que de alguna manera se relacionan con él emocionalmente.

Lleva una vida de trotamundos, de largas noches de excesos. No se calla al hablar de su relación con las drogas, de las que ya está alejado. Nos contó historias de jeringuillas, de sangre en la pared tras un chute, de encuentros con artistas, con músicos y actores, de salidas y entradas.

eb0e8ef0-2387-e54f-b265-f288e2e269fe
Alberto García-Alix. Apostando a no ganar jamás. 1976. ©Alberto García-Alix
Ha sido testigo, y partícipe, de la movida madrileña. De esa época nos deja retratos llenos de fuerza e imágenes que hoy en día no se podrían mostrar en redes sociales y tampoco en algunas galerías. Sin embargo, son fotografías que muestran al personaje delante de la cámara tal como es, y muestran al fotógrafo tras la cámara, porque la imagen es el resultado de sus decisiones, a menudo también de sus necesidades, y de su forma de entender el mundo. Por eso algunos de sus retratos parecen más un enfrentamiento que una sesión de fotos.
968d9ff4-2a2d-8944-b1b1-c216262bbaf1
©Alberto García-Alix, 1982
Aquel día en Bilbao, nos contó historias de noches, jeringuillas y condones usados, de fotos conseguidas y fotos perdidas, de su relación con algunos personajes del mundo de la música, del cine, o de almas desconocidas de la noche.
4865c823-7f7b-3e43-a078-e5694be61138
 Alberto García-Alix. Inés Sastre 1988 © Alberto García-Alix
Muchas de sus fotos se han convertido en imágenes populares que son inseparables del personaje,  como las de Nacho Vidal o Inés Sastre. Tiene, además, otras facetas más oscuras o más conceptuales. Pero en todas ellas se ve su estilo personal, y en el fondo, se le ve a él.
4dad4fc0-03b7-534a-ae27-01435d8de967
Alberto García-Alix. Amy Chang 2007. ©Alberto García-Alix
Nos contaba todo esto como si estuviese mirando su vida desde detrás de la cámara. Nos demostraba la importancia de saber mirar y ver, de sentir y dejarte llevar. Fue una lección de fotografía como forma de vida, una prueba de que detrás de toda buena fotografía hay un fotógrafo que la hace única y que forman parte de un todo. Porque él necesita la fotografía para vivir, para conocerse y para expresarse. De ahí la importancia de la intencionalidad en la toma. Decía que es lento haciendo fotos, porque analiza la luz, el motivo, y busca una intención en lo que hace.
66f150f8-4c00-b843-a6d8-768039ef903a
Alberto García-Alix. Zang Yu 2007. ©Alberto García-Alix
Ha pasado por diferentes etapas, que quedan reflejadas en sus retratos, sus imágenes urbanas, fieles a sí mismas y huyendo del cliché, sus motos, o sus numerosos autorretratos, que nos contaba que eran parte de su búsqueda, que imagino que aún no habrá completado.
Así que nos quedará García-Alix por un tiempo, porque un artista, además de por lo que ha hecho, lo es por lo que le queda por hacer.
985bd99c-0c85-1644-bafd-62c8f0cd881e
Alberto García-Alix. Las chimeneas de Paris coronan mis desvelos 2004. ©Alberto García-Alix
4d1f0574-d601-1946-b638-e41b1271c700
Alberto García-Alix. Moto. ©Alberto García-Alix
no-me-sigas

No me sigas (B/N)

estoy-perdido

Estoy perdido (color)

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>