Letras y Fotografía # 62 Alfred Stieglitz

Georgia O’Keeffe

Influencias

Georgia O’Keeffe es una de las mejores pintoras de su generación. Conoció a Stieglitz en 1916. Él empezó a hacerle retratos.

Ella se convertirá en su segunda mujer y en su modelo en más de 500 imágenes.

O’Keeffe se resistía al intento de Stieglitz de definirla, del mismo modo que se resistía a los intentos de él de influir en su arte. Sin embargo, hay imágenes increíblemente radicales, tanto en relación a la naturaleza del retrato fotográfico como al modo en que un individuo debe ser representado».

El cuerpo de la pintora siempre aparece retratado parcialmente: las manos, los pies, el pecho. Desnuda o caracterizada: la mujer, la artista, la compañera, la amante. Una figura siempre enigmática, distante, interrogativa. Es la personalidad íntima de Georgia lo que Stieglitz quería retratar. Conocía lo que habían hecho los cubistas con la figura humana, y quiere hacerlo en fotografía.

1918 - “Georgia O’Keeffe, Hands” 1919 1919 - georgia-a 1919 - _Hands_ 1918 - A Portrait

Galerías y exposiciones

Stieglitz reanuda sus actividades

A fin de promover las obras de los artistas que integran el nuevo círculo, Stieglitz reanuda sus actividades de galerista. Primero ocupa un espacio en las Anderson Galleries (1921-1925), después abre The Intimate Gallery (1925-1929) y, por último, An American Place (1929-1946).

1922 - Katherine Dudley 1923 - _Spiritual America_

Nuevos trabajos

“Equivalents”

Más adelante, al arte de Stieglitz se hace aún más íntimo. En el parque de su propiedad familiar de Lake George, redescubre la naturaleza, que fotografía por fragmentos. Empieza luego una serie de fotografías de nubes llamada “Equivalents” pues desea mostrar “un equivalente exterior de lo que ya ha tomado forma en mí”.

¿A qué se refería Stiegliz cuando llamaba «Equivalencias» a sus numerosas fotografías de cielo, formas de nubes y sol, en vez de llamarlas simplemente «imágenes de nubes»? Se refería a que, con esas relaciones abstractas entre formas, tonos y líneas, cogidas en un momento particular y retenidas, expresaba él determinadas equivalencias con relaciones y sentimientos humanos.

Sin duda, esas copias abarcaban una amplia escala de experiencias emocionales. Contenían sentimientos de magnanimidad, de conflicto, de lucha o de alivio, de éxtasis o de desesperación, de vida o de oscurecimiento de la vida. No cabe duda tampoco acerca del valor extraordinario que él mismo atribuyó a esta parte de su trabajo.

A partir de 1927, los rascacielos de Nueva York serán el tema de una nueva serie. Toma las fotografías desde su habitación del hotel Shelton, el edificio más alto de Nueva York en esa época, y desde las ventanas de la galería An American Place. La ciudad animada de su periodo pictorialista cede lugar a un universo urbano geométrico, glacial e inhumano.

1925-1931 - Equivalent Series 001 1925-1931 - Equivalent Series 003 1925-1931 - Equivalent Series 0021927 - 79372_349795

Páginas 1 2 3 4 5 6 7

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>